El Colegio de Periodistas debería reclamar profesionalidad y pluralidad a TV3 y Catalunya Radio

El pasado viernes se reunió la comisión de control parlamentario de la gestión de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales. La socialista Núria Parlón denunció que «la mayoría de contertulianos defienden las mismas opiniones en el ámbito ideológico». Marta Ribas, de ICV, recordó que el Parlament ha aprobado una moción que reclama que TV3 y Catalunya Ràdio «garanticen la presencia de todo el abanico de opiniones de la sociedad civil» y que esta moción se incumple. La portavoz del PP, Marisa Xandri, dijo que estos medios públicos cometen un «plurasticidio» y que la televisión y la radio públicas se han convertido en «cadenas más propias de una dictadura que de un Estado democrático».

¿Se puede despachar estas críticas con la excusa de que la oposición «ya se sabe, siempre se queja de lo mismo», «no sabe perder» o «les debería dar vergüenza coincidir PSC, ICV, PP y Ciudadanos«? El presidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, Brauli Duart, pensó que la mejor manera de sacarse el muerto de encima era endosárselo a los trabajadores de estos medios. Duart dijo que él no da instrucciones a nadie y que si los programas informativos y de debate son como son, es por la única y exclusiva responsabilidad de sus responsables. Sólo le faltaba añadir: «Y si tienen alguna queja, hablen directamente con ellos».

Hay que hacerlo. El Colegio de Periodistas de Catalunya tendría que llamar a estos profesionales de TV3 y Catalunya Ràdio que desprestigian la profesión y pedirles la objetividad y el respeto a la pluralidad que no les reclaman los responsables políticos de los medios en los que trabajan.

Los medios de comunicación públicos catalanes no tienen que ser un contrapeso de otros medios públicos o privados que actúan con el sectarismo contrario. TV3 no puede ser la réplica de 13TV o Telemadrid. No es eximente que ElPunt-Avui TV sea mucho peor. En teoría, este canal es privado, aunque habría que saber cuánto dinero entierra en esta aventura la XAL (otra cadena pública, en este caso dependiente de la Diputación de Barcelona).

El Punt-Avui TV descuenta en su pantalla los días que faltan para la consulta del 9 de noviembre. ¿Cuántos días faltan para que TV3 y Catalunya Ràdio se conviertan en medios donde tanto los espectadores como sus propios trabajadores se sientan a gusto porque ofrecen información objetiva y plural y no maniqueísmo patético?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario