La noche que muchos alcaldes de CiU durmieron mal

Muchos alcaldes socialistas hace ya meses que temen por su continuidad en el cargo después de las elecciones del año que viene. Los resultados de las elecciones españolas de 2011 y de las autonómicas de 2012 pusieron de manifiesto el riesgo de que en la convocatoria del 2015 no repitan los resultados que los llevaron a la alcaldía.

Después de las elecciones europeas del domingo, muchos alcaldes convergentes se han sumado a ese sufrimiento. Empezando por el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, que lo dejaría de ser si en las próximas elecciones reprodujeran los resultados de las europeas.

Y quien dice el alcalde de Barcelona, dice el de Girona, el de Berga, el de Manresa, el de Figueres, el de Mataró y los de centenares de localidades que tienen alcalde de CiU y donde la primera fuerza electoral ha sido ahora Esquerra Republicana.

Algunos alcaldes socialistas han abandonado el cargo un año antes de los comicios y serán sus sucesores quienes tendrán que intentar la difícil proeza de salvar la alcaldía para el PSC. ¿Sucederá esto, ahora, con los alcaldes de CiU que notan que se les mueve la silla?

Algunos de ellos ya hace tiempo que mascullan por debajo la nariz, pero sin que su desazón llegue a los medios de comunicación o a la dirección del partido que preside Artur Mas. La desazón y las quejas son más patentes en los alcaldes que lo son en representación de Unió Democràtica. Algunos han hecho ya contactos con las delegaciones locales de ERC para intentar pactar una candidatura conjunta para las próximas elecciones municipales. O, simplemente, pasarse al partido de Oriol Junqueras, directamente.

Muchos alcaldes convergentes duermen peor desde este domingo. Las protestas de algunos militantes ya han aparecido en Twitter. Y a los responsables de organización de CDC y UDC se les acumula el trabajo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario