De Mariscal a Pilarín

'La Vanguardia' distribuye la 'Historia de Cataluña', con guiones coordinados por el 'historiador oficial del régimen'
pilarin bayes
pilarin bayes

Cada régimen busca su iconografía propia para dejar impronta en el subconsciente popular. Si el valenciano Javier Mariscal fue, sin duda, la imagen de marca del socialismo maragalliano -con la mascota olímpica Cobi como máxima representación- o Agatha Ruiz de la Prada fue la «musa» del aznarismo, el actual régimen soberanista de Artur Mas ha elegido a la dibujante osonenca Pilarín Bayés como expresión gráfica del «proceso de transición nacional» y del «derecho a decidir».

Desde el poder convergente se está mimando a conciencia la figura de esta ilustradora, galardonada con la Creu de Sant Jordi (1991), el premio Serra d’Or y la Medalla de Oro de la ciudad de Vic (2011). Sin duda, la relevancia que la Osona connection tiene en el actual gobierno de la Generalitat, con el consejero de Presidencia, Francesc Homs (originario de Taradell) como máximo exponente, ha contribuido a la transformación de Pilarín Bayés en la «ninotaire nacional» por excelencia.

Estilo naïf
Bisnieta del pintor Joaquim Vayreda, el gran paisajista romántico de la Garrotxa, Pilarín Bayés (nacida en Vic en 1941) estudió Bellas artes en la Universitat de Barcelona. Gracias a la pedagoga Marta Mata empezó a colaborar a la editorial La Galera, especializada en libros juveniles, y de aquí saltó a la revista Cavall Fort, editada por el Obispado de Vic y convertida en el referente de la prensa nacional y católica para niños que ha marcado varias generaciones de catalanes donde, desde el año 1964, Pilarín Bayés dibuja ininterrumpidamente.

El estilo de esta ninotaire es muy naïf y, por eso, conecta de manera planera y directa con el público infantil. También se ha especializado en la elaboración de dibujos corales, con la presencia de decenas de figuras. Sin lograr la excelencia de los grandes ilustradores catalanes del siglo XX (Junceda, Opisso, Llaverías, Cornet, Elies…) ni la rotura conceptual de Javier Mariscal y la pandilla del nuevo ‘còmix laietà’, Pilarín Bayés ha construido un mundo iconográfico muy personal, impermeable a las nuevas tendencias artísticas y que no ha evolucionado con el paso de los años. Eso sí, su obra es impresionante, con 765 libros ilustrados, de los cuales 285 corresponden a la serie Pequeñas historias –muchas de ellas son encargos de promoción comercial o política- promover por la Editorial Mediterránea.

LEE EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides