Condenan a un ‘mosso’ por torturas

La paliza a un joven en la comisaría de Les Cortes acaba con un solo responsable, el único agente que reconoció la víctima
Comissaria Mossos Corts
Comissaria Mossos Corts

La Audiencia de Barcelona ha condenado a un agente de los Mossos d’Esquadra a diez meses de prisión y más de dos años de inhabilitación por un delito de torturas. Según la sentencia, el ‘mosso’ participó en la paliza a un detenido, que ya estaba inmovilizado, en una celda de la comisaría del barrio de Les Corts de la capital catalana.

 

Los hechos sucedieron en 2006, en una época en que las dependencias de la policía catalana en Les Corts se hicieron desgraciadamente célebres por haber acogido varios casos de maltrato a detenidos. Agentes de los Mossos recibieron el aviso de una pelea en Gràcia y al llegar encontraron a Marc V. discutiendo con otra persona. Como no tenía el DNI, el joven fue trasladado a comisaría hasta que fue identificado por su hermano.

 

Al ser dejado en libertad, Marc protestó por el trato recibido y pidió, sin éxito, la identificación de los agentes. Entonces, según la sentencia, el joven se abalanzó sobre un agente, por lo que volvió a ser detenido por atentar contra la autoridad. Fue trasladado a las Cortes donde, por su estado de nervios, fue inmovilizado, según establece el protocolo, pero después, mientras estaba atado en el suelo, recibió una lluvia extra de golpes y patadas.

 

La Audiencia ve creíble el relato de la víctima y considera «humillante» la actuación de los mossos, por haberse «aprovechado su superioridad en número» y haber actuado con una «violencia física desmesurada». El único condenado es el agente Ricard Virgili, que fue el único al que pudo reconocer la víctima porque se había quedado a solas con él en la celda.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides