Caso de discriminación lingüística en Mallorca

La Oficina de Derechos Lingüísticos de la Obra Cultural Balear (OCB) ha recibido una denuncia según la cual, un ciudadano mallorquín, el pasado día 21 de julio de 2013, no pudo presentar una queja por robo en la comisaría de la Playa de Palma de la Policía Nacional española, en Mallorca.
Exposicio_Triangle_1000
Exposicio_Triangle_1000

Este ciudadano, Dídac Martorell, sufrió una discriminación por el hecho de querer usar la lengua catalana a la hora de hacer la denuncia.

 

Desde la OCB consideran estos hechos «como muy graves, ya que la lengua catalana es la propia de las Baleares, además de ser lengua oficial y según la legislación vigente, nadie podrá ser discriminado por razón del idioma» .

¿Cómo ocurrió todo?
Marta Comas y Dídac Martorell, después de haber sufrido un robo el pasado 21 de julio se dirigieron a la comisaría de Playa de Palma de la Policía Nacional para efectuar la denuncia. Martorell empezó a relatar los hechos a un agente, de unos cincuenta años, que le dijo «¿me puede hablar en castellano si es tan amable? y el denunciante le dijo, «no me entiende en catalán?», a lo que el agente respondió, «no».

Martorell pidió que viniera algún agente que entendiera el catalán pero al no venir nadie, Martorell salió del despacho donde estaba efectuando la denuncia, dando las gracias. En voz alta, en medio de la comisaría, Martorell pidió antes de salir de la comisaria si alguien lo podía atender en catalán porque «estoy en mi derecho de ser atendido en catalán y así lo ampara el Estatuto».

Uno de los agentes le dijo que «estamos en una comisaría de la Policía Nacional» y que si quería podía ir a la Policía Local que allí le atenderían en su lengua. Durante la estancia en la comisaría de la calle Marbella 37, el denunciante también tuvo que escuchar en un tono burlesco como un agente repitió «derechos y deberes, derechos y deberes» y acabó diciendo que «ahora no haremos que él aprenda mallorquín por ti».

Al no poder atender al denunciante en catalán, le emplazaron a ir a la comisaría a las 14.30 horas cuando se produjera el cambio de turno (los denunciantes habían llegado a las 12 horas), donde sí habría un agente que podría atenderle en mallorquín. Ante esto, Comas y Martorell, decidieron abandonar las dependencias policiales sin poder efectuar la denuncia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides