Republicana de Catalunya

Albano Dante, periodista de ‘cafeambllet‘, mantenía esta semana una discusión con el columnista de El Punt-Avui, Jaume Clotet, sobre la necesidad de separar la cadena humana prevista para el 11 de septiembre, para reivindicar la libertad nacional de Catalunya, de la alternativa #encerclemLaCaixa (rodeemosLaCaixa), crítica con las políticas de la primera entidad bancaria de la autonomía.

Apruebo todo tipo de reivindicación y considero adecuado aprovechar la movilización masiva que se prevé por la ‘Diada’ para evidenciar el malestar de la ciudadanía con los bancos. Más todavía cuando en medio de la crisis, que en buena parte han generado, siguen presentando beneficios millonarios.

Pero no profundizaré en las razones de unos y otras sobre si las acciones a favor de la independencia han mantenerse al margen de ‘la causa’ social. No creo que mi opinión interese.

En cambio, porque ahora mismo es el segundo partido de Cataluña, sí que considero trascendente el posicionamiento d‘Esquerra Republicana de Catalunya, que de manera diáfana ha priorizado a cualquier precio la libertad nacional.

El Pacto firmado con CiU alinea a ERC con la derecha. Un ejemplo: CiU, PP y ERC votaron conjuntamente hace un mes en contra de una iniciativa parlamentaria presentada por los ecosocialistas para recuperar el impuesto de sucesiones. El diputado republicano, Pere Aragonés, defendía el tributo porque es un «impuesto necesario que garantiza la igualdad de oportunidades» pero justificaba su voto a favor de la enmienda a la totalidad por fidelidad al acuerdo de estabilidad firmado con CiU.

De acuerdo que convergentes y republicanos acabarán repescando el impuesto, pero la foto de la votación es sólo un ejemplo del cambio de bancada protagonizado por ERC.

Considero a los republicanos cómplices de los recortes que desmantelan el sistema educativo y sanitario de Catalunya. El último ejemplo lo daba esta semana el defensor del pueblo catalán.

La izquierda progre catalana, que intenta rearmarse para hacer frente a la derecha en las próximas elecciones, ha dejado de banda a ERC, que últimamente envía a estos encuentros segundas filas que evidencian la falta de compromiso republicano con esta iniciativa.

Hace un mes y medio, un exdirigente del partido me confesó que se sentía decepcionado porque «bajo el envoltorio de la estelada están renunciando a las políticas de izquierdas que defendimos cuando gobernábamos».

Si ERC renuncia a sus principios sociales para priorizar la vía nacional, que se borre la primera sigla y no engañe la ciudadanía. O es que alguien espera ver a Junqueras, Rovira y compañía rodeando las torres de La Caixa?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario

Noticias más leídas