Lío en la masía de Sandro Rosell

El presidente del Barça ha tenido que declarar en un juzgado de La Bisbal por la compra de su finca de recreo
Sense títol
Sense títol

El presidente del FC Barcelona ha tenido que declarar en un juzgado de La Bisbal por la compra de su finca de recreo en la Costa Brava. Sus anteriores propietarios se consideran estafados por el abogado y amigo de Sandro Rosell que se apropió de la masía mediante engaños.

El sueño de todo buen burgués de Barcelona que se precie –tener una segunda residencia en la comarca del Empordà, en la Costa Brava– le puede salir caro al presidente azulgrana, Sandro Rosell. Tan listo para según qué negocios, Sandrusco se ha dejado llevar en esta ocasión por la confianza en un buen amigo, el abogado Manuel Guillén… y ha acabado declarando en los juzgados de La Bisbal, en calidad de testigo, por una supuesta estafa de tres millones de euros.

La historia se remonta al año 2002, cuando la sociedad Tompli SL firma un crédito hipotecario de cuatro millones de euros con Caixa Catalunya para la adquisición del Mas Martí, una construcción señorial de origen medieval rodeada por una finca de 13 hectáreas, ubicada en la pedanía de Cassà del Pelràs, en el municipio de Corçà. Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, los propietarios de Mas Martí no pueden hacer frente a las cuotas de la hipoteca y, en esta tesitura, contactan con el abogado barcelonés Manuel Guillén para, según su versión, conseguir una refinanciación del préstamo.


LEE EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA VERSIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides