Bomba en Método 3: los espías, espiados

Una denuncia del ex director de la agencia de detectives pone de manifiesto que todos los correos y archivos de Método 3 eran sistemáticamente reenviados a un ordenador remoto
Interfono de Método 3
Interfono de Método 3

Los ordenadores de la agencia de detectives Método 3 fueron objeto de un supuesto espionaje con un programa informático de la empresa Spectorsoft que reenviaba todos los contenidos a una dirección remota de correo electrónico. Así consta en una querella presentada por el director de la extinta agencia, Francisco Marco, ante el juzgado de instrucción n. 14 de Barcelona, que lleva la investigación sobre el caso La Camarga y a la que ha tenido acceso EL TRIANGLE.

¿Fueron espiados los ordenadores de los espías? La rocambolesca historia que denuncia Francisco Marco en su querella se inicia a finales de 2009, cuando abandonó la empresa Método 3 su experto en temas informáticos, Rafael Riera, ex cuñado del director de la agencia. Según el texto de la querella «alguna persona vinculada a Método 3 SA, con la posibilidad de acceder a su equipo informático y con conocimientos en dicha materia, introdujo de forma capciosa un sistema espía denominado eblaster de la empresa Spectrosoft el cual produce la repetición del documento y lo envía a otro correo electrónico que, de forma fraudulenta, recibe la misma comunicación, pero obviamente sin ser ninguna de las partes comunicantes y receptoras del mensaje».

Y añade: «hay que indicar que Rafael Riera es la única persona que tuvo acceso a los equipos informáticos de la agencia de detectives Método 3 SA durante el tiempo que estuvo desarrollando su actividad mercantil, con los suficientes conocimientos de informática para introducir este sistema espia, a pesar de que no podemos aseverar que haya sido esta persona la autora de la introducción del sistema espia que estaba operativo, al menos, durante el año 2010».

La misteriosa cuenta de correo
La supuesta prueba de la existencia del sistema espia en los ordenadores de Método 3 la obtuvo Francisco Marco al leer la edición del diario El Periódico del pasado 9 de abril de 2013 –una vez ya había estallado el caso La Camarga– que reproducía la copia de un correo electrónico enviado por Francisco Marco el 19 de mayo de 2010 desde su correo [email protected] a Xavier Martorell, entonces jefe de seguridad del FC Barcelona.

Este correo electrónico procedía, según el denunciante, del sistema espia Spectorsoft y fue reenviado a la cuenta de correo de [email protected], que aparecía en el encabezamiento del documento reproducido por El Periódico. El sistema espia, según la empresa fabricante, funciona mediante un software que se instala en el equipo informático que se quiere controlar, en ausencia de su usuario.

Una vez activado, el software envía a un ordenador remoto la actividad total del equipo informático, indica qué páginas de Internet se visitan, la frecuencia del uso de las redes sociales o chats y los correos de entrada y de salida.

Según la querella, una copia de todos los correos electrónicos de Método 3 llegaba, uno o dos minutos más tarde, a la cuenta [email protected], que se desviaba desde Spectorsoft. Según sospecha el querellante, «el autor material de la instalación espia puede tener, además de los correos electrónicos, información sobre la vida privada de Francisco Marco, fotografías y mensajes con su mujer e hijos, además de informes médicos y toda la información relacionada con los más íntimos detalles de su vida».

Bien es verdad que las únicas pruebas que se adjuntan en la denuncia presentada al juzgado son recortes de los diarios El Periódico, La Vanguardia y La Gaceta donde aparecen nueve correos internos de Método 3 correspondientes a Xavier Martorell y la relación de clientes de la agencia de detectives declarados a Hacienda.

 TODA LA INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN DE PAPEL DE EL TRIANGLE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides