La Catalunya de los mejores

Nací en un país donde la gente dice ‘qué collons pasa’ cuando el Barça pierde contra el Madrid, pero no se dice nada cuando el President promete llevarnos a Ítaca y acabamos en Las Vegas.

 

Donde se comen judías blancas con butifarra, ‘allioli’ y pan con tomate sino te recortan la beca de comedor y donde 64.000 niños y niñas comerán este verano gracias a las ONG’s.

 

Nací en un país donde dicen ‘no fotis’ cuando en la tienda de los chinos se les acaban las banderas independentistas, pero les da igual si el Govern recorta 3.000 maestros, los sueldos de 18.300 más, 20.000.000 de € a la escuela pública y subvenciona con 25.000.000 de € las escuelas de élite privadas.

 

Donde además existe una lengua propia y es la que obtiene los peores resultados en las pruebas de competencias básicas de primaria y donde la Consellera d’Ensenyament dice que, si ha bajado el nivel medio de la prueba de catalán, es porque la realizaron «8.800 alumnos de entornos económicos complejos» (#condoscojones).

 

Nací en Catalunya, soy catalana y a los catalanes nos gusta presumir de ser de donde somos, pero últimamente me resulta difícil presumir de la educación, la sanidad, los servicios sociales, el gobierno y la ingenuidad ‘indepe’ de «ésta mi pobre, sucia, triste, desafortunada patria» (Salvador Espriu/#AnyEspriu/1.500.000€).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario