La venganza de Pujol

Catalunya Caixa, que llegó a ser la quinta de España, se hunde irremisiblemente a la espera de encontrar comprador. Narcís Serra ha fracasado estrepitosamente como presidente de la entidad
Catalunya Caixa
Catalunya Caixa

Vivir para ver. Narcís Serra ha probado la medicina que aplicó a Jordi Pujol en Banca Catalana. Como presidente de Caixa Catalunya ha asistido al derrumbe de esta emblemática entidad financiera catalana y, aunque siempre ha intentado sacarse las pulgas de encima, es innegable su responsabilidad directa en los acontecimientos que han provocado la caída a los infiernos de la antigua caja de la Diputación de Barcelona.

 

Con 60 años, y después de dejar la política activa el 2004, Serra decidió que era el momento de dar el gran salto a la actividad privada y fue nombrado por sus correligionarios socialistas de la Diputación presidente de Caixa Catalunya, el 2005. Este cargo, muy bien retribuido, lo compaginó con otras prebendas: consejero de Gas Natural, consejero de Telefónica Chile, consejero de Telecomunicaciones de Sao Paulo, consejero de Applus…hasta redondear la cifra de 1,2 millones de ingresos personales que obtuvo sólo en 2009. 

 

Cuando asumió la presidencia de la entidad el director general era Josep Maria Loza, un trabajador incansable surgido de la base -trabajó como botones- que se entregó con cuerpo y alma a la institución. Narcís Serra maniobró a fondo para conseguir defenestrarlo, hito que alcanzó en febrero de 2008. En su lugar situó a Adolf Todó, procedente de Caixa Manresa

 

MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN EN PAPEL DEL SEMANARIO ‘EL TRIANGLE’

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides