Unos 400 antifascistas han respondido a la convocatoria de 'Unidad contra el fascismo y el racismo de Ciutat Vella'. Entre ellos, dos diputados del Parlament: David Fernàndez (CUP) y David Companyon (EUiA). El primero ha sido recibido con una ovación por parte de algunos manifestantes que, entre abrazos, lo han acompañado hasta el atril donde ha hecho un parlamento.

Fernàndez ha criticado al Departamento de Interior por haber autorizado la manifestación convocada por Alianza Nacional, que se ha celebrado también en el Raval. "No se entiende como se puede dar permiso a una gente que ha hecho llamamientos explícitos a la violencia. Es una vergüenza que Interior caiga en el error de autorizar la manifestación fascista", ha dicho el diputado de la CUP.