ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
11-03-2018
¿Qué excusa da Mercè Conesa por la contratación de Marcela Topor?
Mercè Conesa, la alcaldesa de Sant Cugat del Vallès, preside la Diputación de Barcelona

La contratación de Marcela Topor por la Xarxa Audiovisual Local (XAL), un organismo dependiente de la Diputación de Barcelona, promete ser el escándalo político de la temporada. La mujer del presidente destituido de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha sido contratada por la XAL hasta el próximo mes de julio para hacer un programa en inglés de dos horas semanales por 42.000 euros, a razón de 6.000 euros mensuales.

Estos 6.000 euros mensuales son limpios de polvo y paja. Es decir, Marcela Topor no se tiene que preocupar por la producción del programa (redactores, técnicos, infraestructura…) que también va a cargo de la XAL. Lo cierto es que estamos a mediados del mes de marzo y todavía no se ha emitido ninguno de los programas contratados a la mujer del presidente destituido y este caso de descarado favoritismo ya empieza a hacer olor de chamusquina.


Tradicionalmente, la Diputación de Barcelona es una balsa de aceite, donde los partidos mayoritarios en el mundo municipal (PDECat, ERC, PSC e Iniciativa-Comunes) se reparten como buenos amigos las inmensas prebendas (subvenciones, asesores, contratación de personas de confianza…) que genera esta discreta institución, que gestiona un presupuesto anual de unos 1.000 millones de euros. Esto hace que el escándalo de Marcela Topor se haya intentado tapar con el argumento de “no nos haremos daño entre nosotros”.


En el último plenario de la Diputación de Barcelona, sólo el representante de Ciutadans, el concejal de Gavà, Miquel Àngel Ibáñez, tuvo la valentía de sacar el tema e interpelar a la presidenta de la institución, la convergente Mercè Conesa, denunciando que la XAL ha contratado a Marcela Topor “por ser la pareja de quien es” y afirmando que este enchufe “no es ético”. En su respuesta, Mercè Conesa defendió este contrato por la valía profesional de la mujer de Puigdemont y acusó a Miquel Àngel Ibáñez de machista y de ser un exponente del modelo patriarcal”.


Ante este insólito argumento, el representante de Ciutadans contrarreplicó: “¿Usted cree que si el contrato se hubiera dado al marido de una dirigente política nosotros no lo habríamos denunciado igualmente?”. Mercè Conesa se calló.

Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas

Con el apoyo de: