ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
15-01-2018
Países de mierda, gente de primera
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se refirió varias veces a Haití, El Salvador y a diversas naciones africanas y asiáticas como "países de mierda". Lo hizo en una reunión con senadores demócratas y republicanos de su país, la semana pasada. Algunos de estos parlamentarios lo explicaron a la salida del encuentro. Trump, claro, lo negó.

A este presidente le molestan las decenas de miles de ciudadanos procedentes de países empobrecidos y los cerca de 800.000 jóvenes conocidos como "soñadores" que hasta ahora estaban protegidos de la deportación a pesar de que sus padres los llevaron hace años a Estados Unidos sin la documentación que se les exigía.

Después de ver las cosas que ha hecho y dicho en su primer año de gestión como presidente, pocos deben dudar de que Trump usó la expresión de “países de mierda” en la reunión mencionada. En su composición mental del mundo hay países de primera y países de segunda, países buenos y malos, países de calidad y países de mierda.

En Estados Unidos tienen un problema. Y no en Houston, precisamente.

Es un problema que tenemos en muchos otros lugares del mundo: en todas partes donde se impone el criterio de preocuparse sólo de los ciudadanos del propio país (comunidad, nación, pueblo) y desentenderse de los intereses y expectativas de los de los demás. La dinámica de los últimos tiempos indica que este criterio pesa cada vez más en demasiados sitios.

Es cierto que cada país tiene el gobierno que los ciudadanos han facilitado con sus votos, que no es exactamente lo mismo que decir que cada país tiene el gobierno que se merece.

Los países no son “de mierda” o “de oro”. Sí lo pueden ser o lo son quienes los gobiernan. Por eso dan tanto miedo cuando dicen que hablan en nombre del pueblo. Cuando Trump insulta a haitianos, salvadoreños, iraquíes o congoleños lo hace él, no Estados Unidos.

En Estados Unidos hay muy buena gente y, porque su presidente sea quién es, no podemos colgarle la etiqueta de “país de mierda”.

Tienen una mierda de presidente. ¡Eso sí!
Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas

Con el apoyo de: