ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
El Ujier Espía 28-11-2017
La prolífica fiebre epistolar de los presos
CONSEJEROS DESTITUIDOS | Cartas desde Estremera

La vida en Soto del Real de los líderes de la ANC y Òmnium Cultural, y de los miembros del destituido gobierno catalán que han acabado en Alcalá Meco y Estremera es la de un preso como cualquier otro. Lo único que diferencia a los ex consejeros del resto es que comparten celda entre ellos. Las rutinas, los horarios, las normas y los privilegios están sometidos al mismo régimen que rige para el resto de internos. Esto implica que tienen que estar adentro o fuera de las celdas en determinadas horas, que tienen que hacer las comidas a esta o aquella hora y que tienen un cierto tiempo para hacer lo que consideren oportuno dentro de las normas de la prisión.

Desde las entidades y los partidos independentistas hicieron un llamamiento a la ciudadanía para que les enviaran cartas con mensajes de ánimo, de apoyo y reconfortantes. Y, según parece, así está siendo. Decenas y decenas de cartas llegan a las tres prisiones cada día a nombre de los llamados presos políticos catalanes. Ellos, según dicen sus familias y sus ex-colaboradores, acostumbran a dedicar gran parte de su tiempo libre a leer y responder muchas de estas misivas por vía postal. Pero llegan tantas que hay semanas que su vida epistolar es, más que prolífica, intensa.


Pero en todo este asunto hay un punto que no cuadra mucho. Y es que tanto las entidades soberanistas cómo ERC y el PDECat hacen rodar por las redacciones de medios catalanes numerosas cartas y escritos que, teóricamente, han escrito desde la prisión en exclusiva para ser publicadas por este o aquel otro diario. Si todos estos textos fueran realmente suyos, las visitas de las familias y los abogados estarían dedicadas casi íntegramente a estas cartas, y además tienen una adaptación al contexto político inmediato que hace que cueste creer que las escriben ellos y no, como sospechan ya algunos directores de medios, sus colaboradores desde fuera.

Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas