ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
20-11-2017
¿Qué inquietud hay en los medios de comunicación catalanes?
Las subvenciones que otorga el departamento de Presidencia de la Generalitat a los medios de comunicación catalanes (prensa, radio, TV y digitales) son, en muchos casos, de vida o muerte para la supervivencia y viabilidad de las empresas del sector. Después de la intervención de las finanzas de la administración catalana por parte del ministro Cristóbal Montoro y de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el pago de estas subvenciones, que ascienden a 7,5 millones de euros, ha quedado congelado, a pesar de que la dirección general de Medios de Comunicación ya ha procedido a la tramitación de los expedientes.

¿Cuándo pagará Cristóbal Montoro estas subvenciones? Esta es la pregunta que se hacen, angustiados, los responsables de las empresas mediáticas que más lo necesitan. Esto afecta tanto a los grandes medios de prensa (La Vanguardia y El Periódico) como al rosario de pequeñas y medianas empresas y entidades que editan publicaciones comarcales y diarios digitales, en general alineadas entusiásticamente con el proceso independentista. La congelación del pago de las subvenciones se considera, en estos sectores nacionalistas, un castigo del gobierno central por su posicionamiento ideológico y una medida de presión para condicionar las elecciones del próximo 21-D.

En este sentido, desde la asociación que reúne a las publicaciones en catalán no se descarta denunciar en Bruselas esta situación, que consideran que vulnera la Carta Europea de Lenguas Minoritarias. La constatación que la Generalitat, intervenida sine die por el gobierno central, dejará a partir de ahora de regar generosamente a los medios catalanes –sea con subvenciones o convenios publicitarios-, como ha venido haciendo en los últimos años, obliga a las empresas mediáticas a rehacer sus presupuestos a la baja y a adoptar drásticas medidas de ajuste de los gastos.

Así se explica que el grupo El Punt Avui, propiedad del empresario independentista Joaquim Vidal, haya anunciado un ERE que afectará al 40% de la plantilla, con el despido de 91 trabajadores. Y este no será el único descalabro traumático que padecerán los medios que han hinchado el proceso secesionista. Si las subvenciones no llegan antes de final de año, estas Navidades serán muy amargas en muchas redacciones.
Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas