ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
Redacción 10-10-2017
Tardà y Rufián, señalados como instigadores en la causa por sedición
La Guardia Civil acusa a Trapero de "inacción flagrante" el 1-O concertada con la Generalitat
Joan Tardío
Los presidentes de las entidades independentistas ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, no son las únicas figuras públicas del independentismo señaladas por la Guardia Civil como instigadores de las protestas que impidieron a una comitiva judicial abandonar las dependencias del departamento de Economía el pasado 20 de septiembre.

Estas concentraciones, que centran una investigación por la posible comisión de un delito de sedición, contaron con el "liderazgo" de los diputados de ERC en el Congreso Joan Tardà y Gabriel Rufián, refleja la Guardia Civil en su último informe sobre los hechos. Según revelan varios medios de Madrid, como la Cadena SER y la agencia EFE, las fotos de Sànchez, Cuixart, Rufián y Tardà figuran, concretamente, en una diligencia llamada "archivos que reflejan el liderazgo de movilizaciones encaminadas a impedir el cumplimiento de las órdenes judiciales", que forma parte del atestado que la Guardia Civil ha remitido a la Audiencia Nacional.

Se trata del atestado cuya aportación aplazó la semana pasada la decisión sobre la eventual adopción de medidas cautelares, como por ejemplo la prisión provisional, contra el mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero, y Sànchez y Cuixart, que declararon el pasado día 6 como investigados por sedición.

La desobediencia de Trapero
En cuanto a Trapero, además, la Guardia Civil concluye que enmascaró su desobediencia en relación con la orden de impedir la celebración del referéndum del 1-O. Según el atestado remitido a la magistrada de la Audiencia Nacional Carme Lamela, las instrucciones de Trapero a los agentes "derivaron en una inacción flagrante" que obligó a la Policía Nacional y la Guardia Civil a actuar, y "se puso claramente de manifiesto que la tarea de los Mossos pasaba para no actuar" e incluso por "obstaculizar la actuación de aquellas otras policías". Asimismo, se señala que este comportamiento respondía "a un plan premeditado" que atribuye a Trapero en conexión con "miembros del comité estratégico", entre los que cita al presidente Carles Puigdemont, el vicepresidente Oriol Junqueras, y los líderes de la ANC y Òmnium.

El rol de Soler
Uno de los responsables políticos de Trapero, el director general de los Mossos, Pere Soler, según un fragmento del mismo atestado revelado por El Confidencial, ordenó que se protegiera a las personas implicadas en la logística del 1-O mediante, por ejemplo, órdenes de incremento de "la contravigilancia a las personas más expuestas".
Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas