ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
25-09-2017
Sansón-Puigdemont destruye la Generalitat
Los promotores del proceso parece que tienen muy presente la Biblia, el libro sagrado del pueblo de Israel, que narra las peripecias históricas de los judíos desde el inicio de los tiempos, en el paraíso perdido de Adán y Eva. La identificación entre la Iglesia católica catalana y el nacionalismo viene de lejos y así se ha vuelto a poner de manifiesto con la homilía leída este domingo en Montserrat y con el comunicado de apoyo al 1-O que han subscrito 303 sacerdotes y diáconos de las diez diócesis catalanas.

La implantación en territorio palestino del Estado de Israel, después de la II Guerra Mundial, también es un referente capital para entender la versión pujolista del nacionalismo catalán y el sionismo ha sido un espejo para el movimiento independentista contemporáneo (con la reserva explícita del sector CUP-Endavant, de tendencia pro-palestina). En el imaginario secesionista hay la certeza que fondos de inversión judíos aportarán los 30.000 millones de euros que se necesitan, de entrada, para poner en marcha la nueva República catalana.


Cuando Artur Mas rompió, en 2012, el pacto que tenía con el PP se presentó en la campaña electoral ‘travestido’ de Moisés, el líder ungido por Dios Pujol que tenía que llevar a los catalanes hasta la “tierra prometida” de la independencia. La metáfora no funcionó y Artur Mas ha acabado arrinconado en la “papelera de la historia”, por obra y gracia de la CUP y del escándalo de corrupción del 3%.


A Carles Puigdemont le toca jugar otro personaje de la Biblia: el milhombres Sansón, que, según explica el Libro de los Jueces, murió bajo los escombros del templo que derribó con la extraordinaria fuerza que le daba su cabellera, pero que, a la vez, se cargó a todos los filisteos que había dentro del recinto.


El ex-alcalde de Girona, en espera de ver cómo acaba todo, ya se ha ganado un nombre propio en la historia de Cataluña, intentando emular dos rebeldes con causa que tuvieron una trágica muerte: Pau Claris, envenenado (1641), y Lluís Companys, fusilado (1940). Bajo su liderazgo, el Parlamento se ha derrumbado y la Generalitat ha quedado como un caparazón vacío, después de que el ministro Cristóbal Montoro haya anunciado la intervención sine die de las finanzas de nuestra máxima institución de autogobierno, recuperada -contra el criterio de Jordi Pujol- en 1978, con el regreso del exilio del añorado presidente Josep Tarradellas.


Sansón-Puigdemont se ha inmolado, pero también ha socializado el dolor al conjunto de la sociedad catalana, tanto a los independentistas como a los no independentistas, condenándola a la destrucción de sus cimientos y de sus columnas. Si Jordi Pujol y su familia sufren (por las fechorías que han cometido), el resto de catalanes también debemos sufrir. Esta es la proyección freudiana que está en el ADN del ‘proceso’.


Unas leyes como la del referéndum y la de transitoriedad jurídica necesitaban la aprobación de las 2/3 partes del plenario del Parlamento. Sansón-Puigdemont omitió el dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias y se pasó por el forro la sapiencia del letrado mayor. Con sólo 72 diputados ha hundido los pilares de la democracia y, de paso, ha envenenado la convivencia pacífica entre los vecinos, de aquí y de allá.


La obsesión del 1-O significa –sin necesidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución- la aniquilación de facto de la Generalitat, la institución creada en 1359 y que es la depositaria de la soberanía del pueblo catalán. Felipe V la abolió en 1716, el dictador Francisco Franco la suprimió en 1939 y ahora Sansón-Puigdemont ha decidido dinamitarla desde dentro. De esta sacudida, Cataluña quedará muy tocada y con una pésima reputación internacional por dar alas al populismo identitario que amenaza la estabilidad de Europa.


Pero la Biblia no se acaba con el Libro de los Jueces 13-16...

Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas

Con el apoyo de: