ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
redacción 20-04-2017
Toni Martí no ofrece excesiva confianza en Andorra
El jefe de Gobierno cierra la crisis ministerial en falso con el nombramiento de una diplomática como futura ministra de Asuntos Exteriores

La soledad del presidente del ejecutivo andorrano, Toni Martí, es cada vez más evidente excepto en el núcleo duro de la formación que lidera. La última muestra de ello se ha producido en su imposibilidad de convencer a alguien que tuviese un fuerte perfil político en el proyecto gubernamental para ocupar la cartera de Asuntos Exteriores, más allá de la embajadora del Principado en la Unión Europea, Maria Ubach, con un talante más diplomático que político. Ubach, que es funcionaria de carrera y diplomática con una dilatada experiencia, ha aceptado el ofrecimiento a regañadientes y obligada, en cierta manera, por las dificultades actuales con Bruselas.

 

El relevo en el ministerio de exteriores se hará efectivo a partir del próximo 15 de julio y conlleva, al mismo tiempo, el nombramiento de su actual titular, Gilbert Saboya, como nuevo ministro de Economía e Innovación. De este modo, Martí escenifica una salida digna para Saboya ante la situación de estancamiento en las negociaciones con la UE de cara a un futuro acuerdo de asociación. Nuevos gastos, nuevos cargos que el líder de los demócratas justifica por los reproches de entidades como la Cámara de Comercio que le reclamaban un ministerio exclusivo de Economía.

 

En el trasfondo, Martí no esperaba los obstáculos y los dolores de cabeza que se están produciendo en el conjunto del club europeo después del Brexit del Reino Unido que está priorizando las agendas de los países miembros. Esto representa que la nueva relación que se establezca con los microestados de Andorra, San Marino y Mónaco haya pasado a ocupar un segundo plano entre las preocupaciones comunitarias.

 

Al mismo tiempo el listón de las exigencias sigue siendo muy alto y, hoy por hoy, difíciles de alcanzar por el Principado en su demanda de respeto a las especificidades propias en materias como la libre circulación de mercancías, básicamente, en lo que se refiere al mantenimiento de las franquicias actuales para el tabaco y el alcohol.

 

Ante este escenario, y pese al optimismo del ejecutivo demócrata, los empresarios representados en la patronal de la CEA (Confederación Empresarial Andorrana) también se han apuntado a las tesis del principal grupo de la oposición, Liberales de Andorra, en su demanda a esperar a ver qué pasa con los británicos para luego negociar con las mismas condiciones.

Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas