ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
O. Ramos 16-03-2017
Pacto para el mientras tanto
Dirigentes del PSC están convencidos de que el nuevo marco de relaciones puede volverse a cambiar en función del líder que salga de las primarias de mayo
Javier Fernández y Miquel Iceta han reformulado el pacto, 38 años después del primer acuerdo.
El PSC será el representante del PSOE en Cataluña y el PSOE representará el PSC en el resto de España. De entrada esta afirmación puede parecer del todo lógica y coherente, y así lo ha defendido el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, después de firmar un acuerdo de "nueva relación" del Partido de los Socialistas de Cataluña con el resto de socialistas de España.

No han sido pocas las voces dentro del socialismo catalán que se han levantado diciendo que el acuerdo que han firmado Iceta y el presidente de la comisión gestora del PSOE, el asturiano Javier Fernández, es una "rendición" por parte de los socialistas catalanes. Rendición ante quienes pedían que el PSC se sometiera de una vez al resto del socialismo español, y lo justificaban afirmando que si los catalanes querían participar de los órganos de dirección del PSOE, después se tenían que someter a la disciplina de partido. Estas mismas voces a quienes no gusta el pacto firmado también han calificado el acuerdo de "pérdida de soberanía" de un partido que siempre ha defendido ser una formación diferente del PSOE, que si bien las dos organizaciones eran "partidos hermanos, no eran el mismo partido".


NO ES UNA FEDERACIÓN CUALQUIERA

De hecho, el PSC ha sido un partido federado con el PSOE, pero no era una federación más de las muchas que tiene el partido socialista en toda la geografía española. Uno de los extremos que más duele a los críticos del PSC es que con el pacto el partido socialista definirá la posición de los socialistas catalanes sobre "la ensambladura de Cataluña en España", porque se trata de un "asunto de naturaleza o relevancia institucional", y para acabarlo de arreglar, el PSOE también marcará la pauta del PSC en asuntos que "excedan el ámbito del territorio de Cataluña". Y para los socialistas catalanes antipacto, lo que cuesta tragar es que este pacto obliga al PSC a no hacer ningún acuerdo en Cataluña sin haberlo pactado con el PSOE.

Así, estos dirigentes aseguran que con el pacto firmado entre Iceta y Fernández, la autonomía de los socialistas catalanes por "ir por libre, se ha acabado". Dicen que ha ganado la gestora y la andaluza Susana Díaz, que es "la mano negra" que está detrás del redactado del nuevo protocolo de relaciones. Ahora ya no se podrá repetir lo que pasó en la votación de la última investidura para presidente del gobierno central, en la cual los diputados socialistas catalanes y algunos diputados del PSOE en el Congreso votaron diferente de lo que se aprobó en el comité federal del PSOE, que era la abstención de la bancada socialista para facilitar la investidura del candidato del PP a presidente, Mariano Rajoy.


DEPENDE DE QUIEN GANE

Pero estos mismos críticos están convencidos de que en función de qué candidato salga ganador de las elecciones primarias que tienen que escoger el nuevo secretario general del PSOE, este pacto puede acabar siendo papel mojado. Hay pocos que duden de que ha sido la presidenta andaluza quién ha impuesto estas condiciones "draconianas" a los catalanes, unas condiciones por las cuales tenían que pasar, puesto que eran requisito sine cuan non para que los militantes del PSC pudieran participar en las primarias del próximo mes de mayo.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA  
Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas