ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
redacción 16-02-2017
La corrupción mancha Sant Julia de Lòria
El juez decidirá si los ex cónsules de la parroquia andorrana entran en prisión por malversación de fondos públicos y falsificación documental

El Tribunal de Cuentas de Andorra alertó en su informe sobre las finanzas comunales de la parroquia de Sant Julià de Lòria que durante el ejercicio de 2014 había detectado presuntas irregularidades respecto al pago injustificado e inadecuado de 10.200 euros con tarjeta de crédito, circunstancia que en todo momento fue desmentida por los entonces cónsules mayor y menor (alcaldesa y teniente de alcalde) de Unió laurediana, Montserrat Gil y Manel Torrentallé, respectivamente.

 

La advertencia del organismo, que avisó que la falta de justificación podía generar responsabilidades civiles, administrativas o penales, no pasó desapercibida por la Fiscalía que esta mañana ha ordenado la detención de los dos ex mandatarios junto con el interventor de la corporación Josep Maria Altimir, tras meses de investigación. Aunque las sospechas eran un clamor, los partidos de la oposición no quisieron ensañarse hasta el punto de que durante la campaña electoral de las elecciones comunales, celebradas en diciembre de 2015, fue un tema que los candidatos pasaron de puntillas, lo que se interpretó como una especie de pacto de silencio entre todos para no tener que enseñar las vergüenzas de cada uno.

 

Aún así el pueblo laurediano, aunque los acusados no se presentasen a la reelección, dió un fuerte castigo a la formación que durante años había sido el feudo por excelencia de los liberales, haciendo cónsul al cabeza de lista que se presentaba por el partido de Toni Martí, Josep Miquel Vila.

 

EL TRIANGLE ha podido saber de fuentes cercanas a la investigación que durante todo el período de mandato, entre los años 2012 y 2015, la estafa podría superar los 90.000 euros que presuntamente, y en gran parte, se utilizaron para realizar oscuras operaciones financieras que ahora la justicia deberá investigar. El caso afecta tanto a las cuentas del Comú como a las de la sociedad Camprabassa, explotadora del parque de Naturlandia que arrastra un importante déficit que ha repercutido negativamente en los números de la corporación de los últimos ejercicios económicos. Muchos interrogantes que podrían tener respuesta en la relación mantenida entre la anterior corporación y Camprabassa.

Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas