ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
redacción 02-01-2017
La princesa de Andorra, procesada por corrupción
La juez considera que hay indicios de delito cuando BPA pagó en negro 48.000 euros a la ex consejera general

El escándalo que desveló EL TRIANGLE sobre los supuestos delitos cometidos por la exconsellera general (diputada) del partido de Toni Martín, Meritxell Mateu, ha activado la maquinaria judicial al haber aceptado la juez andorrana, Canòlic Mingorance, abrir una causa.

La juez investiga a Mateu por las presuntas faltas de corrupción y tráfico de influencias cuando la política aceptó los pagos de 48.000 euros de la sociedad panameña Landstreet que utilizaba Banca Privada d'Andorra (BPA) como 'caja B'. 


En total se realizaron ocho pagos de seis mil euros cada uno, según consta en un informe policial, entre el 3 de abril de 2012 y el 30 de junio de 2014. Este dinero nunca fue declarado y tampoco cotizado a la seguridad social andorrana, la CASS.

Mingorance va más allá y menciona los correos electrónicos que se hicieron públicos entre Mateu y varios directivos de BPA, entre los que se señala el ex consejero delegado, Joan Pau Miquel.

A instancias de la fiscalía, la juez pidió en los últimos meses diversa documentación para determinar si los hechos denunciados podían ser suficientemente graves para abrir una causa por corrupción. Una vez estudiados, la magistrada considera que el procedimiento debe ir más allá y entiende que hay elementos en el sumario que probarían los pagos a Mateu y "que responden presuntamente a unos asesoramientos".

El presidente del gobierno andorrano , Toni Martí, mintió en sede parlamentaria cuando afirmó que la política de la parroquia de Ordino se enteró en julio de 2016 que BPA no le había cotizado a la CASS y que le habían pagado desde una sociedad panameña. Unas horas después la parlamentaria presentó su dimisión irrevocable, en concreto el 4 de octubre del año pasado.

Mateu se aprovechó de su condición de diputada haciendo de lobbista remunerada por BPA y por la multinacional alemana Allianz. Incluso la consejera general intentó que se aprobara un régimen especial para los extranjeros que quisieran cotizar a la Caja Andorra de la Seguridad Social (CASS).

Los pagos que recibía no corresponderían a una retribución salarial al no existir ninguna nómina ni a una cotización a la seguridad social de Panamá ni de Andorra. Estos pagos tampoco iban acompañados por facturas profesionales.

A pesar que Mateu aseguró que le pagaban por transferencia en una cuenta que le abrieron en BPA, algunos expertos consultados aseguran que las cajas B nunca se efectúan mediante este sistema y lo habitual es que se lleven a cabo en metálico.

Por tanto, lo más probable es que la política ingresara el dinero en efectivo en una cuenta propia de dicha entidad bancaria y que ahora ya estarían depositados en Vall Banc, lo que incrementa la hipótesis de que el traspaso se realizase por motivos políticos.

Si se aplicara la normativa estadounidense, se podría concluir que la cuenta de Mateu es de alto riesgo dado que es una persona con exposición pública.

Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas

Con el apoyo de: