27
Julio
2017
ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
10-01-2017
El crepúsculo de los dioses
Qué placer irme a dormir saturada de cursis villancicos y de horteras luces intermitentes colgadas en balcones y ventanas, y despertarme al día siguiente como si nada hubiese pasado. De la pesadilla navideña sólo me queda la digestión lenta de boa constrictor a la que me he visto sometida por el encadenamiento de ágapes interminables, pero esto no es nada comparado con lo que les espera este 2017 a los convergentes. De acuerdo, ahora no se llaman así, pero por mucho que el perro cambie de collar y ahora vaya de independentista, es el mismo perro de siempre, el que ha mandado toda la vida y, si no, miren dónde han colocado a Felip Puig. Así que ya me disculparán si yo sigo llamando convergentes a este jeroglífico de siglas impronunciable.

Primera semana del año y el diario catalán más subvencionado del régimen convergente les devuelve el favor con una encuesta que dice que los republicanos les ganarían si ahora se celebrasen elecciones en Cataluña. De hecho, la noticia no es noticia en sí misma. Todo el mundo –excepto los tertulianos a sueldo de la patria- tiene bastante claro que esto acabará pasando porque de la chistera no se pueden sacar ni conejos ni Raúles Romevas infinitamente. Así que tampoco pondré cara de pena como si esto me supiese muy mal. Sin un cabeza de cartel que excite a la parroquia con su cabellera y con una militancia cada día más reducida y un electorado desorientado por el hedor a descomposición que les llega de sus dioses crepusculares, la tragedia está servida.

Las cosas tampoco van bien para los convergentes de Barcelona. El último barómetro municipal les da todavía peores resultados y no será por la falta de dedicación de Joaquim Forn. O quizás sí. La mano derecha de Xavier Trias parece que haya enloquecido definitivamente con sus discursos apocalípticos y sus artículos de opinión. Del mal cuerpo que me dejan después de leerlos en diagonal me dan ganas de salir corriendo para intentar salvarme del desastre inminente al que nos lleva la peor alcaldesa del mundo mundial con permiso de Manuela Carmena. Supongo que esta histeria viene de la desesperación que provoca querer ser alcaldable a pesar de que el partido no ceje en buscar un candidato más guapo.

La última idea ha sido un corto que ha circulado por las redes sociales explicando en qué ha consistido el gobierno de cambio de Colau y que atufa a los memorables vídeos de David Madí contra el tripartito. Con banda sonora de película de terror, los convergentes barceloneses nos recuerdan todo lo que ha supuesto el cambio de BComú: los negros del top manta han invadido Pedralbes con sus bolsos Vuitton de imitación, Franco ha vuelto del infierno a caballo y se ha instalado en el Born, la súper-manzana ha provocado que suba el nivel del mar tragándose entero el barrio del Poblenou y el precio de los alquileres se ha disparado por culpa de la moratoria turística. En lo único que coincido es en que Colau se ha equivocado pactando con el PSC y, si no, sólo hace falta ver la derrota sufrida a la hora de intentar aprobar el presupuesto por vías democráticas. Pero tampoco nos desesperemos. Que los convergentes vean bien que la alcaldesa ya no fumigue con glifosato demuestra que el acuerdo es todavía posible.

Mientras espero acontecimientos observo con curiosidad cómo avanzan las obras de la nueva sede de los republicanos barceloneses. La tenían que haber inaugurado después de Navidad pero se están retrasando y espero que no sea por falta de dinero. No me puedo explicar qué tiene mi calle para que últimamente atraiga a las federaciones de partidos tan dispares como ERC y el PSC. Los socialistas también se mudan y han venido a parar a unas puertas más allá de los republicanos. A diferencia de estos, no compartirán pared con un local chino de masajes con final feliz, pero no pasa nada. Justo en la esquina con Roger de Flor –al otro lado de la sede convergente del Fort Pienc- les espera El Demonio Alegre para liberarlos de la tensión que provoca gobernar Barcelona desde las sombras.
Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas