25
Febrero
2017
ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
05-10-2016
Guerra al ‘cash’
El objetivo de la gran banca es hacer desaparecer el dinero de nuestros bolsillos. Pretende eliminar de un golpe, a partir del año 2018, todas las transacciones comerciales en efectivo. Los motivos esgrimidos son claros y todos estaremos de acuerdo: evitar el terrorismo, la evasión fiscal, delitos criminales como el tráfico de drogas o el blanqueo de capitales.

Pero creo que vale la pena de analizar los verdaderos motivos que se esconden detrás de esta propuesta.Aunque haya lectores que creen que estos rollos financieros no van con ellos, estoy seguro que nos interesan a todos y cada uno de nosotros. Podemos pensar que lo más claro y sencillo es pagarlo todo con la tarjeta de crédito.


Sin embargo, los motivos reales para implementar el dinero cero son preocupantes para todo el mundo. El objetivo es desapropiar a los ahorradores. Los bancos van detrás de su dinero, de sus ahorros. La economía ha llegado a un punto donde el crecimiento es casi imposible, así que hay que inventar algo nuevo o bien rehacer el sistema.


El 1% de la población que posee tanto como el 99% restante no quiere que nada cambie, porque así podrá seguir manteniendo su poder y sus privilegios. Ya se han puesto en marcha. ¿Qué pueden hacer? Pues ya han encontrado una solución fácil y, al mismo tiempo, efectiva.


La decisión de eliminar el dinero en efectivo se basa en los estudios del economista y profesor de la universidad norteamericana de Harvard Kenneth Rogoff, el cual propone aplicar intereses negativos al ahorro. Pero esto solamente sería posible si no existieran el dinero en efectivo, puesto que el cash es el principal problema, porque los bancos centrales ya no pueden bajar más los tipos de interés.


Así, si se eliminaran el dinero en efectivo, tendrían una solución fácil y efectiva.


Pero antes de que esta teoría del profesor Rogoff pase a ser una realidad habrá que hacer algún paso más. Ahora el ahorrador deposita el dinero en el banco y la entidad financiera lo compensa con un beneficio. Pero si dejar el dinero propio en una cuenta corriente significa tener cada día menos dinero porque el banco nos aplica intereses negativos, la reacción prevista del ciudadano será gastar este dinero en consumo de bienes y servicios. En lugar de ahorro viviríamos en una sociedad totalmente consumista. De este modo se mantendría el actual sistema económico capitalista en funcionamiento.


En cambio, si existen el dinero en efectivo, como hasta ahora, el ciudadano tendría la posibilidad de ir a su entidad financiera, retirar sus ahorros y guardarlos bajo el colchón (como hacían los abuelos). Para que esto no suceda, la solución elegante y segura sería eliminar el dinero en efectivo.


Quizás, llegado a este punto, usted cree que esta teoría no se llevará nunca a la práctica. Pues mire hacia Suecia, donde actualmente hay un tipo de interés negativo del 0,35%, aunque de momento el dinero en efectivo siguen circulando.


Otro ejemplo de un país que conozco bien: en Alemania todavía se realizan casi el 80% de las transacciones en efectivo. Los alemanes consideran que no tienen que dejar todos sus datos en todas sus transacciones, tanto en las compras como en las ventas que hacen. Los alemanes no queremos perder nuestra intimidad. Lo que tenemos claro es que todos los datos de las transacciones con tarjeta se registran y almacenan.


La anunciada muerte del dinero en efectivo y de la libertad personal serán otra consecuencia del turbocapitalismo. Todo empezó con la lucha contra el dinero negro, que limitó las transacciones en efectivo en Europa por encima de los 3.000 euros. Pero el peligro puede extenderse si se avanza hacia la desaparición del cash.

Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas