ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
17-08-2016
¿Qué pensaba Carles Puigdemont de Pilar Rahola?
Pilar Rahola.

La hemeroteca no perdona. Un artículo escrito por el actual presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el 22 de mayo del año 1998, cuando era redactor del diario El Punt, pone en evidencia el desprecio que entonces le merecía Pilar Rahola. En aquella época, la “fallera mayor” del “procesismo” era concejal de Barcelona y diputada en Madrid por ERC.

El periodista Carles Puigdemont, en su columna ‘El Avispero’, criticaba duramente la afección desmesurada de Pilar Rahola por las alcachofas” (en argot periodístico, los micrófonos de radio y TV) y denunciaba que este enfermizo afán de protagonismo le restaba credibilidad y tiempo para dedicarse a la gestión pública. El artículo, que ha sido oportunamente recuperado por el Diari de Girona, venía al pelo de una entrevista que Pilar Rahola había concedido a la revista Playboy, emblema del machismo más primario.


Escribía Carles Puigdemont, a propósito de la pulsión ególatra de Pilar Rahola: «No sé qué cabeceras más le quedan en su desenfrenada razzia mediática, pero la diputada y concejal (...) y tertuliana y no sé cuántas cosas más hace buena la célebre frase que popularizó el malogrado Ramon Trias Fargas: va de victoria en victoria hasta la derrota final». Y remachaba: la «irresistible atracción que Rahola siente por las alcachofas le puede llevar, si no la ha llevado ya, al ridículo y al esperpento».


Con el paso de los años, parece que Carles Puigdemont ha cambiado interesadamente de opinión sobre Pilar Rahola y, por ejemplo, días atrás aceptó de buen grado su invitación a compartir la polémica paella en Cadaqués con la multitertuliana del régimen y sus amigotes. Si el ahora presidente de la Generalitat advertía en 1998 que Pilar Rahola se deslizaba hacia “el ridículo y el esperpento”, él también ha caído en el pecado, estelada en mano, de la sobreexposición mediática a la tontería.

Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas

Con el apoyo de: