27
Mayo
2017
ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

ElTriangle.eu - Diario digital de información, análisis y opinión

CATALÁN CASTELLANO
Redacció 03-03-2015
Un paciente agrede a cuatro sanitarios en San Rafael
Exigen más personal en salud mental y que se vuelva a contratar seguridad
Bombona de oxígeno con que el paciente golpeó los trabajadores
Las consecuencias de los recortes practicados en la sanidad catalana van más allá de la precariedad del servicio y el consecuente aumento de las listas de espera. El sábado por la noche, un paciente que hacía quince días que estaba ingresado en la Unidad Integrada de Psiquiatría de Adultos (UIPA) del Hospital San Rafael de Barcelona -en la planta ingresan enfermos con brotes psicóticos agudos-, explican fuentes del centro sanitario, llamó repetidamente para ser atendido. Solicitaba medicación para poder dormir. La última vez que la pidió fue a las 5h de la madrugada y el personal decidió que a aquella hora, poco antes de levantarse, y sin mostrar síntomas de alteración, ya no se la suministraba. El paciente pidió que le llevaran a la cámara de contención. "¿Por qué motivo?", preguntó el sanitario. "¿Quieres un motivo?", replicó el paciente, a la vez que le propinaba un puñetazo. Así se originaba la disputa para intentar reducirlo.

El paciente reventó una puerta y consiguió entrar en el control de enfermería, de donde cogió una bombona de oxígeno con la cual golpeó a los trabajadores. Tres acabaron de urgencias en el Valle de Hebrón, que está junto al centro. Uno fue dado de alta, con contusiones, a las 9h de la mañana siguiente. Los otros dos quedaron en observación en traumatología y neurología hasta la tarde del domingo. Un auxiliar lleva seis grapas en la cabeza por el impacto de la bombona y tiene un esguince en el pie. El otro, pendiente todavía del comunicado médico, contusiones en todo el cuerpo. El paciente también cortó la luz de la planta y golpeó al personal con unas sillas de plástico, según relatan las fuentes.

La primera patrulla de los Mossos d'Esquadra que se personó en el centro fue insuficiente para detener al paciente. Y se tuvieron que presentar tres coches más para reducirlo. El paciente fue trasladado a psiquiatría del Valle de Hebrón.

El personal sanitario de la UIPA de San Rafael pide que haya siempre un mínimo de cuatro trabajadores en la planta y que se reincorpore algún miembro de seguridad para que vele por la integridad física tanto de los profesionales como de los otros pacientes. En la unidad hay una media de 40 enfermos, y tres sanitarios para atenderlos. Una contención física mecánica requiere, según el protocolo, de cinco profesionales. Había tres, por lo cual se solicitó la ayuda de personal de otras plantas del centro. Debería haber cuatro profesionales en planta: dos enfermeros y dos auxiliares, pero normalmente, como en el momento del suceso, sólo había tres: dos auxiliares y un enfermero para 40 pacientes. Hace tres años y medio que los recortes suprimieron la figura de un auxiliar corre-turnos y de un agente de seguridad privada en la planta de salud mental.

A pesar de que no es la primera vez que se producen agresiones, la dirección del centro asegura que es un hecho puntual. En una nota informativa ofrecen "apoyo psicológico a los profesionales", quienes, además de atemorizados por el suceso, están de baja e informan que se abrirá una investigación para aclarar los hechos. Los enfermeros y los auxiliares hace tres años y medio que reclaman más personal para atender a los pacientes y que se vuelva a contratar seguridad. Consideran que después del suceso de este fin de semana tienen que cambiar sus condiciones en el centro.

La sección sindical de la UGT ha colgado un documento en las redes sociales que avisa de una denuncia a la Gerencia y Directivos del centro y de una paralización del servicio en caso de que las medidas para garantizar la seguridad de todos los turnos no se adopten de manera inmediata. La penúltima agresión, antes de la de este fin de semana, se produjo hace año y medio y el profesional que recibió los golpes requirió cuatro puntos en la mano.
Escribir comentario
* Campos obligatorios
Noticias relacionadas externas