Ninguno. Ambos hermanos están muy unidos por el afecto familiar y por el duro combate contra los graves problemas de drogadicción que, años atrás, tuvo Giovanna Valls y que están recogidos en su libro Aferrada a la vida. Pero, en cambio, el ex-primer ministro francés y su hermana disienten radicalmente sobre la cuestión catalana.

Manuel Valls, que nació en Barcelona, está totalmente en contra del proceso independentista y lo demostró en la pasada campaña electoral, en la que dio públicamente apoyo a Ciudadanos. Aunque fue primer ministro por el Partido Socialista Francés (PSF), Manuel Valls se ha dado de baja de la militancia del partido y, en la actualidad, apoya al presidente Emmanuel Macron.

Giovanna Valls vive en Barcelona y, a través de las redes sociales, se muestra muy activa a favor de la república catalana y en la denuncia de la represión judicial de los líderes independentistas. También ha lamentado públicamente que su hermano apoyara a Ciudadanos, a pesar de que estas críticas políticas las ha matizado con palabras de máximo respeto y afecto por él. La hermana del político francés mostró su satisfacción para participar en el referéndum del 1-O y, en sus últimos mensajes en Twitter, se ha mostrado profundamente indignada por la decisión del Tribunal Supremo de mantener a Oriol Junqueras en la cárcel.