Setenta y dos miembros de los Mossos d'Esquadra están siendo investigados en varios juzgados por el 1 de octubre. La cifra la ha hecho público el consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, en la respuesta a una pregunta parlamentaria de Ciutadans.

La mayoría son mossos rasos, 37, a pesar de que también hay varios mandos, además del mayor Josep Lluís Trapero, que irá a juicio por sedición y organización criminal, tanto por el día del referéndum como por el 20 de septiembre, cuando hubo la concentración ante la Consejería de Economía.

Además de Trapero se investigan cinco comisarios y tres intendentes. También, dos inspectores, 10 subinspectores, nuevo sargentos, cinco caporales y 37 agentes, ha detallado Buch.

Por destino, donde hay más es en el Camp de Tarragona, 41. Según la respuesta del consejero, se ha incoado alguna diligencia a 143 mossos, pero sólo 72 han acabado como investigados.