Tamara Carrasco, la vecina de Viladecans (Barcelona) detenida ayer por la Guardia Civil después de haber difundido en las redes sociales mensajes donde daba instrucciones a los CDR para hacer acciones para parar la actividad ciudadana, ya ha pasado a disposición de la Audiencia Nacional, en Madrid, a raíz de la operación ordenada por el juez Diego Egea.

La detenida, que había ido a las listas de las elecciones municipales de 2015 de la coalición Guanyem Viladecans-Canvi Avanç i Progrès donde estaba integrada la candidatura de Podemos, está siendo investigada por los delitos de terrorismo y rebelión.

En los mensajes que Carrasco colgó en las redes sociales se escucha cómo dice: "mañana hay previsto dos cortes en Ponent, otro en la Jonquera, Pirineo y Terres de l'Ebre. La consigna es entre hoy y mañana calentar el ambiente para que haya mucho movimiento en la calle y después poder justificar la huelga general".

En otro mensaje Carraco dice: "los cortes de autopista se harán con material, pondrán aceite en la autopista y encima balas de paja y se les prenderán fuego, esto sólo cuando llegue la policía para que la gente pueda irse".

Uno de los audios donde se evidencia la estrategia de los CDR para parar la actividad diaria es en el que Carrasco dice: "La mitad no quieren meterse en el aeropuerto porque es muy jodido. La Guardia Civil te puede disparar allá. Estamos pensando en Mercabarna y en el puerto. Si pudiéramos parar el puerto sería brutal. Dejamos sin suministros a las Baleares, los chinos se cabrearían, y todo lo que es la entrada de mercancías de la península y Europa. También hablaban de Marcabarna, que aquí jodemos a todo el mundo".

En el registro que la Guardia Civil hizo en el domicilio de Tamara Carrasco, los agentes encontraron también planos de infraestructuras como el del cuartel de la Guardia Civil de Barcelona, y los de los puertos de Barcelona y Tarragona.

Por otro lado, la Guardia Civil sigue buscando un vecino de Esplugues de Llobregat (Barcelona) que estaría vinculado con los CDR y la investigación ordenada por la Audiencia Nacional.