El juzgado de instrucción número 2 de Sabadell ha remitido un requerimiento a los Mossos d'Esquadra para que identifiquen a Cristina Manresa, comisaria del mismo cuerpo y jefa de la región policial metropolitana norte de Barcelona, y a su número dos, el intendente Xavier Creus.

La providencia de este juzgado, revelada por EFE, especifica como objetivo de esta identificación una posterior citación como investigados por la supuesta comisión de un delito de desobediencia relacionado con el 1-O. El origen de la imputación, según esta información, se encuentra en las declaraciones de varios testigos y de otros investigados.

Unos teléfonos móviles se encuentran en el punto de mira del juzgado de Instrucción número 2 de Sabadell, que también ha ordenado a los Mossos que acrediten la preexistencia y la titularidad de los terminales que supuestamente se entregaron a los agentes desplegados el 1-O.

Soler niega que se ordenara inacción
Por otro lado, el director general de los Mossos d'Esquadra durante aquella jornada, Pere Soler, ha negado en un recurso presentado contra el auto de procesamiento dictado por la Audiencia Nacional que participara en las decisiones adoptadas por el gobierno de la Generalitat sobre la convocatoria del referéndum. Además de sostener que el 1-O no constituyó un acto de sedición y de rechazar que estuviera integrado en una organización criminal, Soler ha negado que se ordenara a los Mossos que evitaran actuar para permitir la votación.