El presidente de la Generalitat, Quim Torra, dijo en la inauguración de la línea 10 Sur del metro de Barcelona que "Cataluña no necesita tantos policías antidisturbios y sí más kilómetros de infraestructuras" y ha acusado al gobierno español de "dejadez y desidia absoluta "porque desde 1978 no ha puesto en servicio ningún nuevo kilómetro de cercanías.

Según Torra, este es un "argumento sólido" para, según él, "coger el tren" que lleve Cataluña a cumplir "el mandato del 1-O". Torra se refería a los agentes de policía antidisturbios que el Ministerio del Interior ha enviado a Cataluña para reforzar la seguridad con motivo de la Diada y del 1-O.

El presidente de la Generalitat ha ofrecido estas declaraciones en la inauguración de la línea 10 Sur del metro de Barcelona, ​​una línea que ha hecho llegar el suburbano en el barrio de la Marina de la Zona Franca, los vecinos lo habían reivindicado desde hace décadas.

Por su parte, Ada Colau ha agradecido la paciencia e insistencia de los vecinos, ha admitido errores en la gestión y ha pedido más cooperación entre las instituciones: "Hemos pasado un año dificilísimo en el ámbito político pero no puede ser que las instituciones se bloqueen y dejen de atender las necesidades cotidianas de la ciudadanía como la vivienda o el acceso al transporte público ".

En la inauguración también ha participado el consejero de Territorio y Sostenibilidad Damià Calvet, que ha recordado el esfuerzo de su antecesor ahora encarcelado Josep Rull para hacer realidad el proyecto de la L10 sur.