La Audiencia Nacional investiga a Convergència Democrática y al PDECat por el caso 3%. El juez ha decidido ampliar la causa que ya estaba abierta porque considera que las formaciones políticas se habrían podido beneficiar de la supuesta trama de corrupción. Se están investigando altos cargos del partido que presuntamente cobraban comisiones ilegales a cambio de contratos de obra pública.

El juez José de Mata ha decidido ampliar la causa e investigar Convergencia Democrática y el PDECat, porque considera que es el partido sucesor. Concretamente, el magistrado afirma que la creación del PDECat corresponde a una simple transformación o cambio de apariencia de una misma realidad, con el fin de desconectarse de las responsabilidades que podía tener Convergència.

Por eso, les atribuye la condición de personas jurídicas y les investiga por los delitos de tráfico de influencias, soborno y blanqueo de capitales.

El magistrado ya está investigando altos cargos del partido que habrían puesto en marcha una estructura para financiar ilegalmente la formación. Se les acusa de cobrar comisiones de empresas a cambio de contratos de obra pública, que se habrían pagado en forma de donaciones que iban a parar a fundaciones estrictamente ligadas a Convergencia Democrática. Según la interlocutoria, las presuntas donaciones irregulares serían de más de un millón de euros.