La alcaldesa de Vic, Anna Erra (PDECat), ha defendido en Els Matins de TV3 el toque de somatén que suena en los altavoces de la plaza Mayor de la capital de Osona acompañado de consignas independentistas.

Erra ha manifestado que "estamos contentos con esta iniciativa. Queríamos hacer visible la situación que estamos viviendo". Ha destacado que "va un paso adelante, porque te obliga a oírlo". "Es puntual y muy vivida por la mayoría de vecinos", ha añadido.

La alcaldesa, eso sí, ha anunciado que el toque de campanas y el mensajes se dejarán de hacer sonar habitualmente después de la Diada y que sólo los reproducirán "en concentraciones esporádicas". También ha admitido que bajaron el volumen porque "estaba muy alto", pero asegura que no les han llegado ni quejas ni denuncias por una iniciativa que ha asociado con que la dirigente de ERC Marta Rovira, vecina de la localidad, "está viviendo un exilio forzado".

La megafonía ha estado comunicando a las 20 horas: "No normalicemos una situación de excepcionalidad y de urgencia nacional. Recordemos cada día que todavía hay presos políticos y exiliados. No nos desviemos de nuestro objetivo, la independencia de Cataluña".

​La megafonía ha comunicado a las 20 horas: "No normalizamos una situación de excepcionalidad y de urgencia nacional. Recordamos cada día que todavía hay presos políticos y exiliados. No nos desviamos de nuestro objetivo, la independencia de Cataluña".