El exvicepresident de la Generalitat hace un llamamiento a poner fin a la política de frentes porque es ineficaz, dice, para cohesionar el país. Lo hace en una entrevista al Periódico desde la prisión de Lledoners en que también hace autocrítica.

Oriol Junqueras dice que toca aprender del pasado y hacer mejor las cosas en el futuro. Ahora bien, deja claro que toda la acción del gobierno de Carles Puigdemont se hizo con la mejor de las voluntades. Y recuerda que su apuesta siempre ha sido la bilateralidad con La Moncloa.

El presidente de Esquerra pide no caer en las trampas de los que quieren fragmentar el país, y especifica las constantes provocaciones por parte de Ciutadans.

También cree que hay que mantener la centralidad y hacer que nadie se sienta excluido del proyecte independentista. Junqueras también le da un toque de atención a Pedro Sánchez, a quien avisa que si los votos de los republicanos son buenos para hacerlo presidente, también lo tienen que ser para sus propuestas.

En cuanto a posibles alianzas con el PSC, apunta que Miquel Iceta "lo ha puesto muy difícil yendo de la mano de Albert Rivera", pero deja claro que los comunes son "otra cosa" y "hay experiencias de gobierno en ciudades como Badalona y Sabadell, muy positivas".

A Puigdemont, le desea "suerte y aciertos" con el proyecto de la Crida Nacional, puesto que "el espacio posconvergent tiene todo el derecho y la necesidad de hacer una refundación exitosa", mientras "ERC quiere ser el gran partido de la izquierda central y progresista que aspira que Cataluña sea más justa y digna y que para lo cual hay que tener un estado independiente", y lo quiere hacer sumando la gente que apoyó al 3-O.