Junts per Catalunya y Esquerra no decidirán si sustituyen los diputados suspendidos por el juez Pablo Llarena hasta el otoño. La Mesa del Parlamento ha acordado fijar el debate de política general para los días 2, 3 y 4 de octubre y convocar el primer pleno ordinario del nuevo curso la semana siguiente. Se debatirán las cuestiones que quedaron pendientes en el último pleno.

La oposición lamenta que los grupos independentistas bloqueen el Parlamento de Cataluña, dicen, durante dos meses.

Ciutadans y el Partido Socialista consideran que, con esta decisión, no se respetan los derechos de los diputados, que no podrán hacer control al Gobierno hasta el mes de octubre. Lo han criticado Ines Arrimadas y Eva Granados, de Ciutadans y el PSC, respectivamente.

La oposición considera que la falta de acuerdo entre Junts per Catalunya y Esquerra Republicana sobre la sustitución de los diputados procesados por Llarena es la causa de la no celebración de plenos hasta octubre.

Catalunya en comú Podem también preferiría habilitar el mes de septiembre, pero considera que la prioridad es que Junts per Catalunya y Esquerra lleguen a un acuerdo sobre la situación de los diputados suspendidos que no traiga problemas a la cámara.

Los dos plenos que se suspendieron la semana pasada se harán el 10 y el 11 de octubre. La semana que viene se celebrará una reunión de la Mesa que podría convocar una diputación permanente para agosto, para convalidar un par de decretos ley.