El jefe de deportes de RAC1, Raül Llimós, ha anunciado que abandona la emisora del Grupo Godó a través de un mensaje en las redes sociales. Llimós dice que "el 15 de julio pondré punto final a una etapa maravillosa de 18 años en RAC1", añadiendo que "ahora ha llegado el momento de emprender nuevos retos profesionales. Hasta pronto".

La decisión de Llimós ha provocado que el periodista deportivo Dani Senabre, quién abandonó la emisora por desacuerdos con la dirección de deportes, también haya usado las redes sociales para opinar.

Senabre ha afirmado "muchas felicidades a la gente de RAC1. Los ha costado unos años pero al final lo han entendido. el tiempo pone a todo el mundo a su lugar". Senabre añade que "me siento parte responsable de esta decisión. De hecho, sé seguro que lo soy. Por lo tanto, de nada".

Se apunta que para sustituir a Raül Llimós la emisora tiene previsto poner a un profesional de la casa.

El departamento de deportes de RAC1 ya ha sido objeto de otras polémicas protagonizadas en las redes sociales. La última se produjo a raíz del despido de Edgar Fornós, que hacía las transmisiones del Barça desde el inalámbrico, y que fue sustituido por Gerard Romero, que a su vez había sido despedido del programa despertador de RAC105.

En aquella ocasión ante los comentarios en la red lamentando el despido de Fornós, y la especulación de que también pudiera acabar marchando el narrador de los partidos del Barça, Joan Maria Pou, Dani Senabre tuiteó que "no creo que marche nunca el tio que se esconde detrás de todas estas decisiones y las malas formas tomándolas", añadiendo que "no conozco muchos jefes mafiosos que dejen voluntariamente la Mafia".