El alcalde de Mollet del Vallès, Josep Monràs (PSC), ha presentado una denuncia ante los Mossos d'Esquadra por insultos, amenazas y presiones que ha recibido a raíz de su decisión de no apoyar la organización del referéndum del 1-O, cuya convocatoria ha suspendido el Tribunal Constitucional.

Un "grupo organizado" se concentró ante el domicilio del alcalde, a quien insultaron y amenaron, según un comunicado de denuncia publicado por el Ayuntamiento de Mollet, que aboga por "la pluralidad política y social". Monràs expresa que "construir un país donde se señala al que piensa diferente, es un país que no quiero ni para mí ni para mis hijos".

Según el alcalde, "esta vez se han sobrepasado todas las barreras. No es la primera vez que, estos últimos días, ya esté en la calle o en casa, mi mujer y yo sufrimos las amenazas y los insultos de los intolerantes, pero esta vez ha sido un grupo organizado el que se ha plantado ante mi domicilio, con mi familia, y lo más suave que me ha dicho es fascista".

Monràs ha agradecido "los apoyos que he recibido desde todos los ámbitos sociales y políticos, incluso desde el mismo independentismo", pero ha destacado "en evidencia los silencios, porque los silencios también evidencian posiciones".