La concentración de este miércoles por la tarde ante el parque de la Ciutadella de Barcelona en apoyo a la mujer agredida el sábado cuando sacaba lazos amarillos y en la que han participado miembros de Ciutadans y del Partido Popular ha tenido momentos de tensión entre un grupo de participantes y periodistas que cubrían la movilización.

Un grupo de entre los aproximadamente 300 concentrados ha exigido a varios periodistas que no los graben y también ha proferido gritos contra TV-3. Un cámara de Telemadrid, que algunos manifestantes creían que trabajaba para la televisión catalana, ha recibido cuatro puñetazos.

Dos agentes de los Mossos se le han acercado, y el periodista les ha comentado: "Sé quién ha sido", en alusión a un agresor, y después de esto la policía ha buscado el presunto agresor entre los concentrados, mientras se continuaban sintiendo gritos como 'Fuera Tv3' y 'Mossos fuera'.

Después, el periodista ha explicado a colegas suyos que denunciará los hechos y que aportará vídeos de otros periodistas con los que pueda demostrar la agresión.