Adrià Carrasco, el activista del CDR de Esplugues acusado de rebelión, terrorismo y sedición y buscado por la policía española, se encuentra en Bruselas y ha hecho saber que comparece este jueves en una rueda de prensa, acompañado de su abogado.

El joven, a quien los agentes de la Guardia Civil no pudieron detener porque no lo encontraron en su domicilio el pasado 10 de abril, tiene el mismo equipo de defensa que el ex-presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, los ex-consejeros que se marcharon de Cataluña para evitar la acción de la justicia española y el rapero Valtònyc.

Carrasco se encuentra en busca y captura desde entonces y hasta ahora no se había revelado su ubicación. En cambio, la también activista de un CDR Tamara Carrasco fue detenida aquel día y después quedó en libertad con cargos. Una de las medidas cautelares que le han impuesto le prohíbe salir de Viladecans.